Origén e Historia

No se puede asegurar con certeza cuando comienza en Paradela esta forma de celebrar la Pascua de un modo tan peculiar y singular, pero podemos datar que esta tradición se fija en el siglo XVIII, con la adquisición de una talla de Jesús, de comienzos de 1800. A pesar de esto, la memoria colectiva y los testimonios de los vecinos sitúan su inicio anteriormente; hasta los más ancianos recuerdan haber participado desde niños en las representaciones, y que sus padres y abuelos, participaban igualmente desde pequeños.

La talla articulada fue comprada para poder escenificar el Desenclavo de Cristo; esté era en origen el único pasaje que se representaba. El cura era el encargado de marcar los pasos y narrar los actos de la Pasión, mientras la gente bajaba la imagen a medida que se leían las escrituras. Esta representación se hacía dentro de la Iglesia, donde aún hoy en día se conserva el hueco insertado en el suelo del altar principal, donde se colocaba la cruz, y los ganchos necesarios para colgar el Cristo articulado, que están situados en el arco de dicho altar.

A partir de 1920 la implicación de los vecinos consigue que  la Semana Santa de Paradela empiece a tener un nombre propio y ser conocida y valorada en nuestro entorno. Dará un giro radical en estos años, comenzando a representarse al aire libre y poco a poco aumentando con la inclusión de la Última Cena, y un tiempo después también la Resurección de Domingo de Pascua. Entorno a los años 40 de siglo XX, en un nuevo impulso por mejorar, se comienza a escenificar, también al aire libre, el Juicio de Jesús, donde adquieren un papel importante las poesías que se recitan en los momentos más duros de la escena.

            Con el paso de los años las mejoras son notables: apogeo importante será la entrada en la organización de la fiesta de personas como: Manuel Ricoy, Manuel Moraña, Antonio Vázquez, Aníbal Moraña…, ya que trabajan muy a fondo tanto el aspecto litúrgico como el artístico. Pero sin duda la persona que ha marcado un antes y un después en esta bella celebración, ha sido José Caramés. Con él, la fiesta crece y las escenificaciones se llenan de realismo.

            Evolucionando, aunque manteniendo intactos sus orígenes, se va modificando la forma de interpretar, el vestuario, los escenarios, y la persona que más impulsa este importantísimo cambio es Fernando Oubiña González. Fenando comienza a representar el papel de Jesús en la Pasión y los actos, que ahora se celebran todos al aire libre adquiriendo un importantísimo impulso en la reproducción artística de todos los pasajes bíblicos.

            Esta celebración ha contado siempre con la inestimable colaboración del cura párroco D. José Barreiro en el aspecto litúrgico. Pero uno de los logros más importantes que ha conseguido la Semana Santa de Paradela es que en el año 1992, se constituye la Cofradía de Semana Santa y Pascua de Sª Mª de Paradela, y se traslada el lugar de la crucifixión al Monte de A Croa, emplazamiento clave para la reproducción de este pasaje. Estos dos aspectos hacen que la Pascua de Paradela viva un crecimiento inaudito hasta entonces, puesto que el vía crucis y el lugar de la crucifixión de Jesús, son momentos impresionantes que cobran un mayor auge debido al marco incomparable y mágico del lugar.

            La celebración tiene un carácter litúrgico y profano al mismo tiempo en el que se conjugan el teatro y la religión. El esfuerzo y dedicación de todos los participantes hace que la Semana Santa sea una de las fiestas tradicionales más sonadas y prestigiosas de toda la Comarca del Salnés y la provincia de Pontevedra.

            Y gracias a este esfuerzo, en el año 2010 la Semana Santa de Paradela fue declarada de Interés Turístico Autonómico.

            Seguimos avanzando, trabajando y esforzándonos.

Contacta con nosotros

En estos días de Pascua, si necesitáis

contactarnos, la mejor opción es el

teléfono o el facebook. Gracias

TLF: 652825213

TLF: 629524429

MAIL: semanasantaparadela@hotmail.es

Localización

2014 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos